Nuestra Historia


La localidad de Macael, está situada en la Sierra de los Filabres en la provincia de Almería. Las entrañas de estas tierras esconden un preciado tesoro que desde hace siglos los hombres del lugar se han dedicado a buscar, a extraer, a elaborar y mimar. Se trata del denominado Oro Blanco; el Mármol Blanco de Macael, con unas características geológicas y ecológicas inigualables, con un 98% de carbonato calcico.

Esta actividad se ha convertido en el motor económico de gran parte del Valle del Almanzora. En torno al petreo elemento se ha creado una cultura de sacrificio, fuerza y laborioso esmero con la única finalidad de dar forma y elegancia a lo que sencillamente es una piedra noble arrancada del corazón de la montaña.

La empresa Arriaga Canteras está ligada a esta actividad durante tres generaciones, desde que en 1.945 su abuelo Francisco Arriaga Encina fundase la empresa extrayendo en las Canteras del Paraje Jotatell y la Cañailla-Azules, el Mármol Blanco y Gris de Macael. En aquellos años, el trabajo del cantero representaba un reto difícil y agotador puesto que se llevaba a cabo con rudimentarias herramientas y valiéndose ante todo de la fuerza, el bien hacer y la valentía del trabajador. Unos años más tarde, toma las riendas de la empresa la siguiente generación, los hijos, Manuel y Serafín Arriaga.

Es en 1978 cuando Francisco Arriaga se hace cargo de la empresa. Esta nueva generación abre las puertas a una nueva etapa en la que se apuesta por una renovación en las instalaciones de la fábrica a pie de cantera, y en la maquinaria, con el firme objetivo de lograr un producto competitivo y de gran calidad.